Juicio supuesto autor intelectual de asesinato de Cáceres

Juicio supuesto autor intelectual de asesinato de Cáceres

TEGUCIGALPA. - La justicia hondureña comenzó el martes el juicio oral y público del supuesto autor intelectual de asesinato de la ambientalista y líder de la comunidad lenca Berta Cáceres, ultimada a balazos el 3 de marzo de 2016 en su casa de La Esperanza, en el departamento de Intibucá.

El portavoz de la Corte Suprema de Justicia, Melvin Duarte, detalló a The Associated Press que el juicio iniciará a las ocho de la mañana y se comenzarán a evacuar las pruebas documentales, testificales y periciales con las que cuentan las partes procesales, la defensa, la fiscalía y la acusación privada.

El procesado es Roberto David Castillo Mejía, presidente de la empresa Desarrollos Energéticos S.A (DESA), ejecutora del proyecto Agua Zarca, al cual Berta Cáceres se oponía y según la fiscalía fue de donde se ordenó el crimen de la ambientalista. Por el asesinato anteriormente fueron condenados, en calidad de autores materiales, Sergio Ramón Rodríguez Orellana, gerente de DESA; Douglas Geovanny Bustillo, un exmilitar; Mariano Díaz Chávez, un Mayor del Ejército y otras cuatro personas.

Según el Ministerio Público, hubo un cruce de mensajes y llamadas entre Castillo Mejía y Geovanny Bustillo, quienes hicieron un seguimiento al plan de asesinato. La fiscalía sostiene que Castillo Mejía aportó logística y recursos y se coludió con el resto de los ahora condenados para matar a la ambientalista.

El director de comunicaciones del Ministerio Público, Yuri Mora, dijo a la AP que la fiscalía cuenta con más de 55 medios de prueba entre testificales, periciales, pruebas científicas y testimonios para demostrar la culpabilidad de Castillo Mejía.

Ritza Antúnez, abogada de Castillo Mejía, declaró a AP que si existe justicia en Honduras su cliente será absuelto, sin embargo, considera que existen presiones internacionales para que su cliente sea condenado. “La fiscalía cree que debe dar respuesta y condenar a un inocente a toda costa”, dijo.

“Esperamos que el poder judicial se pronuncie con justicia, que determine que David ha sido procesado con la creación de conversaciones falsas por una perito y que el Tribunal determine que esa perito de la fiscalía ocultó información relevante, como ser el hecho que David y Berta eran amigos y borraron 146 páginas de chat”, apuntó la defensora.

El Tribunal de Sentencia se puso como fecha límite para concluir el debate del juicio oral y público el próximo 30 de abril. Posteriormente se fijará una fecha para establecer la inocencia o culpabilidad del encausado.

No obstante, el abogado de la familia de Cáceres, Víctor Fernández, dijo a la AP que confía en que Castillo Mejía sea condenado porque hay suficientes pruebas en su contra y espera que el proceso y la investigación sirvan para llegar a los verdaderos autores intelectuales del crimen. “La investigación ha mostrado unas autoridades del sistema de administración de justicia resistentes a no perseguirlos. Para nosotros la importancia de la causa contra Roberto David Castillo Mejía es que allana el camino a los verdaderos autores intelectuales”, apuntó.

A criterio del abogado, Castillo Mejía “era empleado de la estructura económica criminal que ejecutó el asesinato de Berta Cáceres”. “Hay antes y después del asesinato un comportamiento criminal notorio al que el Estado de Honduras no le ha querido dar el interés que se necesita”, sostuvo.

Olivia Cáceres, hija de Berta Cáceres, comparte la misma opinión de Fernández y asegura que los verdaderos autores intelectuales permanecen protegidos por pertenecer a los grupos económicamente poderosos de Honduras.

“Lo que esperamos en este proceso es lograr la vinculación que hay entre los primeros siete condenados, Roberto David Castillo y la familia Atala Zablah, como directivos de la empresa Desarrollo Energético, y esperamos que haya castigo”, señaló.

Considera que durante el juicio habrán campañas de desprestigio para su madre, incluso mencionó que hay sectores que dicen que Berta Cáceres y Roberto David Castillo eran amigos o que sostenían una relación amorosa, lo cual descartó rotundamente.

La noche del lunes un grupo de indígenas garífunas y lencas realizó una ceremonia frente a la Corte Suprema de Justicia, según ellos, para abrir la energía y fuerza espiritual de la justicia y la verdad en el caso de Berta Cáceres.

Instalaron un altar con fotografías de la ambientalista, velas de colores, ofrendas florales y frutas. Hicieron una fogata y exigieron justicia.