Colombia debate qué hacer con los hipopótamos de Pablo Escobar

Colombia debate qué hacer con los hipopótamos de Pablo Escobar

COLOMBIA.- Los hipopótamos de Colombia son un problema bien documentado. Creciendo asombrosamente rápido en número, potencialmente devastadores para el ecosistema local y quizás letales para los seres humanos. Muchas soluciones se han propuesto.

Las cuatro curiosidades traídas por Pablo Escobar en la década de 1970 a su rancho cerca de Medellín se han convertido en una extensa familia de al menos 120 individuos. Si no se controlan, podrían llegar a 200 al final de la década y extenderse a una superficie habitable de más de 13 mil 500 kilómetros cuadrados. Algunos ya han sido vistos a más de 240 kilómetros de la Hacienda Nápoles, donde vivió Escobar.

Las diferencias en su madurez sexual y el crecimiento de sus hermanos africanos, así como los factores ambientales en Colombia, han sido la causa de que ahora se les reconozca como su propia subespecie.

De acuerdo a expertos citados por el medio BBC, los animales deberían ser sacrificados ya que a futuro la situación podría estar “fuera de control”.

Sin un depredador natural que pueda controlar el crecimiento de estos animales, como es el caso de leones o cocodrilos en África, los hipopótamos están destinados a multiplicarse sin parar. Su rápida reproducción podría llegar a cerca de mil 400 ejemplares para 2034, según estimaciones. Para evitarlo, el equipo recomienda que alrededor de 30 hipopótamos deben ser sacrificados cada año.

Las protestas no se hicieron esperar por parte de los activistas que protestaban en el edificio del Ministerio de Medio Ambiente en Bogotá. No ha habido más intentos de sacrificarlos desde entonces.