COI propone a Brisbane como sede olímpica de 2032

COI propone a Brisbane como sede olímpica de 2032

LAUSANA, Suiza. -El Comité Olímpico Internacional (COI) votará el 21 de julio sobre la concesión de la sede de los Juegos Olímpicos de 2032 a la ciudad australiana de Brisbane, anunció la instancia, despejando el camino para la que ya consideraba su "candidata preferente".

La comisión ejecutiva del COI, reunida desde el martes, decidió "someter el proyecto de Brisbane 2032" a los integrantes de la 138ª sesión, prevista justo antes de los Juegos de Tokio (23 julio-8 agosto).

Parece claro desde hace tiempo que la cita de 2032 será confiada a la ciudad australiana y el presidente del COI, Thomas Bach, alabó las cualidades de su candidatura.

El dirigente alemán destacó "el amor" de los australianos "por sus deportes y sus deportistas", así como su capacidad "para animar y acoger a los deportistas de todo el mundo".

Bach quitó importancia al hecho de que esos Juegos de verano se disputarían durante el invierno austral, como los de Sidney en 2000, estimando que el calor del ambiente es "más importante que saber si hará 10 o 25 grados".

Por otra parte, la Comisión Ejecutiva del COI celebró la previsión de recurrir a "un 84% de sedes existentes o temporales", un criterio clave desde que la instancia olímpica decidió que los proyectos fueron menos costosos, para evitar sobrecostes, polémicas y retrasos en los preparativos.

Si los miembros del COI validan la recomendación, como hacen generalmente con una mayoría muy amplia, Brisbane sería la primera sede designada según el nuevo proceso de candidaturas, aprobado en 2019.

En vez de organizar un duelo entre varias candidaturas, ante las cuales el COI permanecía oficialmente neutral hasta la votación, la instancia designa ahora a una candidata "preferente", como hizo en febrero con el caso de la ciudad australiana.

Se busca vencer la reticencia creciente de las ciudades a acoger el evento olímpico y reducir los gastos que supone montar una candidatura.

La actitud favorable hacia Brisbane había disgustado a Qatar, que mantuvo en marzo su intención de aspirar a los Juegos Olímpicos de 2032, mientras que Seúl y Pyongyang oficializaron en abril su candidatura conjunta.

"La ventaja de este enfoque es que tenemos ahora una reserva de partes interesadas para organizar los Juegos en 2036 o 2040", defendió Thomas Bach, que subrayó la "transparencia" del proceso.